FILOSOFÍA

El proyecto nace de una convicción de que, si las personas pueden experimentar y ver caballos felices, esto les cambiaría la percepción de los mismos y a través de ello la forma en cual se relacionan con ellos. Caballos y personas compartiendo bienestar. La idea es crear un espacio para los caballos donde fueran lo más autosuficientes, menos condicionados posibles, menos humanizado y más
natural posible. Un espacio donde caballo y persona puedan encontrarse y compartir experiencias libremente, donde ambas partes pueden escoger si
quieren o no estar.

 

Experiencias y actividades creadas a través de caminar con ellos, rasgarles, descubrir juntos, hacer fotografías, leer expresiones faciales etc. Experiencias donde ambas partes se benefician. Un sitio donde poderlos observar y/o estudiar para aumentar la conciencia sobre quienes son los caballos domésticos y cómo mejor poder ayudarles.

‚Äč

Se trata de crear un precedente cómo proyecto sostenible en todos los aspectos y copiable para otras zonas de Cataluña, España o Europa.